Celeste Crianza para cenar en noche buena

¡Hola amiguis! Vuelvo a escribir, cada vez con más asiduidad, será que os echaba de menos demasiado y estas entrañables fechas quiero acompañaros con todas las ideas que se me ocurran ^_^
Hablando entonces de fechas señaladas e ideas maravillosas, quiero compartir una deliciosa opción para el sin fin de reuniones que nos esperan durante las próximas semanas. Me gustaría comenzar diciendo que la presencia del vino en las celebraciones  españolas es algo que sobra apuntar y es más que necesario. Con los años (pocos porque soy una chavala, ¡já!) me he dado cuenta de que no solo los sabores que maridan sabrosos platos son los que nos hacen apreciarlo, sino también la necesidad de celebrar, me explico: ¿Cuantísimas veces podemos brindar desde que de nuestra boca sale la frase “Felices Fiestas”? Me encantaría calcularlo, pero estoy segura de que pasan las 100 y en su mayoría es con vino, también por todo esto de que brindar con agua trae mala suerte y somos muy de tomarnos todo al pie de la letra. Por otro lado, sabemos que nos resulta infinitamente más fácil aguantar a la suegra pesada, el cuñado fardón, los sobrinos hiperactivos y la abuela nostálgica si nos hemos tomado un par de copichuelas. Ni que decir que los reencuentros con los amigos del pueblo, los primos que solo vemos una vez al año o los compañeros del colegio se disfrutan mucho más compartiendo una botella de vino cubiertos del frío invernal que nos hiela en diciembre. Esta es mi opinión y mi forma de expresar cómo disfruto infinitamente de estos momentos.

Pero también hay una parte gastronómica que no me gustaría dejar pasar. Tengo en mente varias propuestas, pero para la cena de Nochebuena (que este año celebro con mis padres, mi perro y mis amigos Carlos y Rocío en Ponferrada, y que promete ser de las mejores hasta ahora) me he decantado por el Celeste Crianza de Bodegas Pago del Cielo. Inspirado en las noches estrelladas que encapotan los viñedos de la Ribera del Duero, donde nacen a 900 metros sobre el nivel del mar, en Fompedraza, Valladolid, es una de las bodegas Denominación de Origen Ribera del Duero con más presencia internacional (¡ahí es nada!). Es un exquisito monovarietal de tempranillo con una crianza en barrica de roble francés y americano, que hace que tenga mucho cuerpo y que nos deje en boca una sensación que nos recuerda a arándanos y ciruelas pasas, muy para estas fechas, transportándonos a esta bella zona de la mano del maestro enólogo Juan Ramón García.  Es el acompañamiento perfecto para platos (que estoy barajando en mi mente) como cordero al tomillo; berenjena rellena con parmesano o capón relleno. Se os hace la boca agua ¿verdad? Bienvenidos a las dos semanas más sabrosas del año.

Por último, lo que me ha hecho decidirme finalmente es la monería de estuche, edición especial de Navidad, en el que se presenta el Celeste Crianza, qué da pena hasta sacarlo. Bueno a quién quiero engañar, ya he tenido que probarlo y evidentemente para ello había que desenvolverlo, un encontronazo de sensaciones. Yo, por si acaso, me voy a terminar mi copa para ir haciendo boca antes del brindis final.

¡Saludos amigos invisibles!

.

Celebra Halloween en Derry LondonDerry

Hola de nuevo amiguis! Hacía tiempo que no me pasaba por aquí pero es que la ocasión merecía ser contada con todo detalle y para eso las RRSS no tienen la eficacia suficiente 😛

Desde hace años sentía un deseo irrefrenable por visitar Irlanda del norte, tengo amigos que han vivido allí y me habían hablado maravillas. Por otro lado mi amor por la farándula, los disfraces y la fiesta en general me ha hecho, pasados los años, convertirme en una fiel seguidora de todo lo que tiene que ver con la celebración de Halloween. Dicho esto podréis haceros una idea del respingo que me levanto del sofá al recibir un mail en el que los amigos de Turismo Irlanda me invitaban a pasar los días de ésta celebración en nada más y nada menos que Derry London-Derry, situado en Irlanda del norte.

Tras semejante propuesta cogí mis maletas (demasiadas para pocos días, como siempre) y me planté en Dublin, donde un coche me recogió para trasladarme a la cuidad El viaje dura unas 3 horas y cuesta al rededor de 250€, podéis acordarlo con el hotel y fijar un precio.

Llegué por la noche por lo que no podía hacer más que descansar. A la mañana siguiente disfruté de un típico desayuno irlandés, con todas sus deliciosas calorías aprendiendo que con el fresco que hace no vienen nada mal. Bien temprano un guía nos acompañó a pasear por la preciosa muralla que rodea parte de la ciudad donde hay estratégicos puntos desde los que encontramos una perspectiva espectacular del río Foyle, encargado de separar las dos partes, la católica y la protestante, unidas por tres puentes, el más imponente es el inaugurado en 2011 y bautizado como “El puente de la Paz”. La verdad es que la sensación que sentí durante mi estancia en esta localización fue de una tremenda necesidad de calma y amor, los habitantes tenían la mirada de quien ya está casado de discutir y solo quiere abrazarse y sonreír.

Tras esta ligera excursión pudimos visitar el museo de la ciudad que, ademas de albergar el Ayuntamiento, en una de sus salas guarda una sorpresa brutal, una reproducción enorme del astro lunar. Para culminar de la mejor manera esta presentación tuve el honor de conocer al Alcalde Jonh Boyle, con quien aprendí más curiosidades pero sobre todo me reí y brindé con una buena Guinnes por las próximas celebraciones que nos esperaban.

Y si hablamos de celebrar en Derry se lo toman al pie de la letra y durante todo el día 31 de noviembre los barrios se llenan de música en directo, luces, pasa calles, disfraces, sustos, bromas y mucho humor de gente llegada de todas partes del mundo. Pues ahí me planté yo, con un disfraz improvisado por mi querida madre y un maquillaje exprés.

La cabalgata es realmente impresionante, amenizada por un speaker que bien me gustaría para un evento en Madrid, pudimos bailar y emocionarnos con las diferentes puestas en escena de cada grupo.

Para terminar las fiestas una hondanada de fuegos artificiales lanzados desde el río nos dejaron atónitos con sus juegos de luces y reflejos en el agua. No podía haber mejor broche final para un viaje más que recomendado, no solo para los amantes de esta festividad, también para aventureros que quieran descubrir lugares auténticos.

 

Saludos amigos invisibles!!

 

 

 

Planazo veraniego. RUTAS 43

Hola hola amiguiiiis! Cómo estáis llevando el comienzo de verano? Alguno por la playa? Montaña? Yo todavía no he parado de trabajar y cada vez que salgo de viaje es para continuar generando contenido nuevo, descubrir nuevas marcas… Así que los pocos días que tengo libres me toca quedarme en Madrid descansando, cargar energía es muy importante. Pero claro, no solo consiste en hacer un buen chill & Netflix durante 5 días. Ver a amigos, pasear, ir de compras y disfrutar de los pedazo locales que hay en la capital  también se considera descansar y desconectar.
Pues resulta que en uno de estos kit-kat que me tomé me hablaron de unas rutas que han creado el equipo de Licor 43 con motivo del lanzamiento de su cóctel Ginger 43. Para darlo a conocer han inaugurado Las RUTAS 43, consiste en lo que de toda la vida se llama ir de copas pero con un toque distinto, más chic. Han seleccionado los bares más punteros de la ciudad, los cocteleros más cool y ambientes que te llevan a sentir que, aunque en Madrid no haya playa, hay ganas de veranear entre amigos.
Con esta presentación no me lo pensé ni un segundo y convoqué a varios seguidores de instagram para acompañarme, a mis amigas más divertidas y nos fuimos a comprobar si realmente RUTAS 43 nos daba lo prometido ¿Creéis que pasaron el filtro? No os perdáis este vídeo…

¿Qué me decís? Se nota que nos divertimos… Sólo fuimos a tres de los bares de las rutas (más podía hacer que se nos fuera de las manos y una es una señorita jajaja). Los que escogimos fueron: Tsumani, Lola08 y el Areia. Os invito a probar el Ginger 43 que sabe a cielo, como dice mi amiga Flora ¡Y a disfrutar del verano en la ciudad!

 

Saludos amigos invisibles!

 

 

.

Nos vamos a Estocolmo con Kronaby

 

Cuando los amigos de Kronaby me llamaron para invitarme a su súper fiesta aniversario en Estocolmo la alegría se apoderó de todo mi ser. Además de ser una grandísima admiradora de la firma he terminado convirtiéndome en una usuaria por necesidad. Os explico brevemente en que consiste esta modalidad de relojes. No podría considerarlos digitales como tal, ya que la pantalla es totalmente analógica, funciona únicamente por vibraciones y tú decides desde la app del teléfono en que intensidad y velocidad querer utilizarlas y para que alarmas. Además tiene opciones muy interesantes como la de guardar ubicación (que yo utilizo para marcar donde he aparcado el coche porque soy una pancha que no me entero), o la de mando a distancia para hacer fotos, subir y bajar volumen o pasar canciones, que resulta muy interesante para los que usamos AirPods… Además sus modelos son cada cual más bonito, yo ya tengo tres y en mi cabeza sé cual será el cuarto jijiji. Pero de lo que realmente vengo a hablaros hoy fue del maravilloso viaje que organizó la marca para sus más íntimos amigos. Allá vamos!

La localización del evento no podía ser más chic, en el restaurante lateral del teatro Dramatenbaren, me recordaba a aquellos días en los que mi edad me dejaba acudir, con un suculento descuento, a la opera en Madrid ¡Ay juventud divino tesoro!

Matias Varela se encargaba de dar imagen a la marca. Para los que no lo sepáis os pongo en situación: Conocidísimo actor fuera de las fronteras españolas y acercándose más a éstas gracias a su ultimo papel en la serie NARCOS. Solo puedo decir que es un autentico personaje, no sólo porque es de Cambados con todo lo que amo ese lugar, sino porque con él la locura está asegurada.

De esto que se juntan el hambre con las ganas de comer…

gwilymcpugh_luceral

Bueno bueno bueno anonadados nos tenía este amigo pelirrojo mientras nos contaba su historia de superación, podéis verla en su instagram @gwilymcpugh. Algo así como pasar de ser Shrek a Thor… Además era guapísimo jajaja.

No sabría como explicaros la maravilla que era este plato, en serio, creo que todas mis cosas preferidas estaban en él. Espárragos deliciooooooosos, mayonesa (obvio) y queso, vamos un orgasmo para el paladar.

Tras otros platos igualmente riquísimos llegó el momento del tentempié tardío y cual fue nuestra sorpresa al descubrir unos cubitos de… Churros! Estaban aderezados con una buena cantidad de azúcar y para nuestra sorpresa dulce de leche para mojar, en ese momento olvidé el millón de calorías contenidas que tendría que machacar en el gym y me zampé como 20 sin ningún tipo de control. Cuidado pueden ser adictivos.

Después de la cena nos tomamos unos “digestivos” shoots y nos dispusimos a bailar como si la noche no tuviera fin.

En todas estas experiencias probablemente supere en importancia a todo lo demás la compañía. He viajado con personas de todo tipo y, en general, bastante agradables. En esta ocasión tuve el placer de conocer a Beatriz Espejel, una encantadora señorita que nos llenó el viaje contándonos sus maravillosas aventuras, os invito a que la sigáis en instagram @beatrizespejel, además es profe de inglés y da lecciones para torpes como yop! El chico que hacía de tercero era Jeffrey Herrero, al que conocí hace tiempo por una amiga común, da gusto encontrarse con gente tan dispuesta a agradar, sonriente y relajado. La verdad es que no tengo palabras para darles las gracias por hacer de esta experiencia un recuerdo para guardar.

Entre todos estos pelos estábamos la bella Bea, Jeffrey y servidora intentando coger el billete premiado que nos llevaría directamente a la adquisición de uno de los últimos modelos de Kronaby. Obviamente no conseguimos absolutamente nada pero me reí tanto que me dolía la cara jajaja.

He de apuntar que dada mi baja competitividad la decisión de meterme por segunda vez en “La cabina de viento” fue necesidad de pura aventura. El premio ya era estar allí y mis ganas locas de disfrutar me llevaron a hacerme un Marilyn en toda regla, unos disfrutaron más que otros.

Hay una cosa que no quería dejar pasar y es compartir el placer que me da trabajar con amigos, tengo la suerte de tener a mi querida Paula que lleva parte de la marca en España lo que hace que el espiritú de ésta me resulte todavía más cercano.

Prefiero reservar para mi intimidad como terminamos la noche, pero en resumidas cuentas puedo decir que brindando por los que crecen, los que vienen y los que van. Vamos una felicidad completa!

Al día siguiente, para recuperar fuerzas, nos invitaron a un delicioso y sanísimo brunch cerca del puerto, en The Strand. Después aprovechamos para hacer algunas fotos de look y tomarnos un helado al sol, hacía 23º!!! Increíble.

Casi se me olvida dejaros el enlace del hotel en el que nos hospedamos, Hotel Noris. Además de las divinas habitaciones, que he ido compartiendo en stories (lo podéis ver si entras en mi instagram y en los stories destacados buscaís “Estocolmo”), me enamoré de su bar, con unos interminables techos, donde la luz invadía cada esquina.

 

Espero que hayáis disfrutado leyendo mi maravillosa experiencia y nos vemos muy pronto! Mientras tanto podéis seguirme en mis RRSS y canales (TW; Insta; Facebook; Youtube)

 

Saludos amigos invisibles!!

.

Translate »