El gato Yusuf

¡Buuuf! ¡¡Qué par de huevazos tiene este gato!! exclamó mi mente al enterarme que Yusuf Islam iba a comenzar la promoción de su último disco de gira por Estados Unidos; el tercero desde la vuelta al mundo musical de los “infieles”. Sí, Yusuf Islam, el que antes se llamaba Cat Stevens, una brillantísima estrella de los 70`s que después de 30 años (en 2006) presentó el primer álbum de esta nueva etapa: “Un other cup” y en 2009 “Roadsinger” el segundo. Él que en 1976 se diluyó, desapareció del mundo musical, vendió sus instrumentos, donó el dinero, se convirtió públicamente al Islam e inició una forma de vida musulmana totalmente comprometida con su Fe en la que está mal visto tocar instrumentos, solo permiten usar una especie de tambor y tocar las palmas además de entonar cantos religiosos; incluso llegó a pedir a las discográficas que retirasen sus trabajos anteriores, cuestión que fue desestimada totalmente.

En todo el planeta, pero especialmente en EE UU, no son buenos tiempos para el Islam por motivos de todos sabidos. Es cierto que allí fue muy querido y se le reconoció como la estrella que llegó a ser cuando se llamaba Cat Stevens, pero siendo Yusuf Islam le prohibieron entrar en este país, a pesar de haber condenado sin fisuras los atentados del 11S y de Israel lo expulsaron con la injusta acusación de haber financiado económicamente a Hamas. Menudo panorama le espera a Yusuf en su nueva gira. Espero que la música prevalezca y que la fuerza le acompañe.

En fin, condenados a invisibles amigos de Luceral, la noticia no es esta, si no la aparición el 27 de Octubre de su último trabajo “Tell´em I´m gone” (diles que me fui), acontecimiento que aprovecho para hablaos de uno de los artistas que más profundamente marcó mis gustos musicales.

El joven londinense Steven Demetre Georguou de madre sueca y padre greco-chipriota y dueños de un restaurante, pasó de actuar en cafés y pubs locales a, por motivos evidentes, cambiarse el nombre: Cat Stevens (1965) y a ser descubierto por el productor Mike Hurst. En 1967 publicó su primer álbum: “Matthew and Son” donde ya se intuía el camino que iba a seguir su música, comprometida con el conflicto intergeneracional que desembocó en el mayo francés de 1968, la Isla de Wight, la lucha contra la guerra del Viet-Nam y la aparición del Pop. Se identificó con el lado melancólico, romántico y a veces empalagoso del pacifismo hippie y en cierto modo representó la búsqueda ideológica y social de los jóvenes que protagonizaron la revolución del amor y las flores. Aportó un estilo personal, imaginativo, diferente de la canción folk y pop; además, de ser el autor de los temas fue el diseñador y dibujante de sus discos, como buen ex estudiante de Arte (Instituto de Arte Hammersmith, Suecia).

blog_musica_luceral

Así comienza una carrera musical prolífica (33 álbunes) y plagada de éxitos, convirtiéndose en un gran ídolo juvenil para regocijo de su discográfica DECCA que lo catalogó como un producto pop dirigido a un público casi adolescente. Este rifirrafe con la compañía dificultó sus pretensiones experimentales y creativas, sumiéndose en un proceso autodestructivo a base de alcohol y fiestas que acabó con su ingreso hospitalario aquejado de tuberculosis (1973), tres meses de internamiento y  una larga convalecencia le hicieron reevaluar el enfoque de su vida, se volvió vegetariano, adoptó la meditación como algo esencial, leyó sobre religión: budismo, zen, induismo, islamismo, todo lo que pillaba… En este periodo, sembró la semilla que le fue volteando el “coco” poco a poco hasta 1977 cuando tomó la decisión de franciscanamente cambiar su vida.

yusuf_cat_stevens_bloggermoda

En 1970 fichó por Island Record USA, se sintió más libre creativamente y publicó “Mona Bone Jakon”, trabajo de corte folk que se abre con una deliciosa y tierna canción: “Lady D´Arbanville” ¡me encanta! Siempre fue mi preferida. En este mismo año lanzó su obra maestra, el álbum “Tea for the Tillerman” triunfando en todo el mundo con temas como: “Will Wordl” una de las canciones más versionadas de la historia; “Hard-Headed Woman” y el que fue himno del conflicto intergeneracional: “Fhather and son”. A esta joya de álbum le siguieron: “Teaser and the firecat” (1971), con maravillas como “Peace in train” o “Morning has broken” infinitamente coreada por los jóvenes y por su puesto otra de mis preferidas: “Moonshadow”.

En 1972 salió “Catch Bull at Four” de corte budista y hasta con un tema en latín (O`caritas) fue el mas vendido en EE UU, no tenía canciones tan bellas como su trabajo anterior pero sus melodías son preciosas y su orquestación de gran calidad.

En 1973 aparece “Foreigner” con una impecable suite donde Cat se recrea en excelentes solos de piano. Justo en este punto se acaba su vida fiestera ¡casca! y es hospitalizado con tuberculosis.

En 1974 publica “Buddah and The Chocolata Box”, el título denota con claridad su momento religioso.

En 1975 aparece “Numbers” quizá el peor álbum de toda su carrera, eso sí la edición era espectacular. En 1977 “Izitso” un buen trabajo y junto con la aparición de “Back to Heart”  (1978) se hizo el silencio absoluto hasta 1981 cuando declaró públicamente su conversión al Islam.

No fue el primero ni será el último en sufrir tan mística trasformación: aquí teníamos al mismísimo Peret, el rey de la rumba catalana, que sin meterse a franciscano se convirtió en predicador evangelista; o el iracundo Irlandes Van Morrison, que considera su música como inspiración directa del mismo Dios; los escarceos induistas de los Beatles que dejaron a George Harrison “pillado” por mantras y sándalo; hasta los mismísimos Rolling Stone la liaron por allí y de paso se ponían hasta las orejas. Pero nadie lo dejó tan claro como Cat Stevens, que dijo: “Ha muerto el Hippi Bueno y ha nacido Yusuf Islam”. Evidentemente en su manejo de libros religiosos fue seducido por El Coran que le regaló su hermano. Y llegados a este punto, no puedo obviar el paralelismo entre las figuras de Yusuf Islam y San Francisco de Asis, personaje medieval admirado en esta época de amor y flores, que tanto se desprendió de sus abundantes riquezas que acabó en pelotas por los tejados de Asís (Fratello Sole, Sorella Luna, film de Franco Zeffirelli (1972) con preciosas canciones de Dónovan) extasiándose con la naturaleza como si de lisérgicos efectos se tratase y junto a Santa Clara montó una comunidad de jóvenes que pasaron de vivir a lo Paris Hilton de la época a entregarse por entero a la mendicidad, la caridad y el amor a los demás, qué Hippies ¿verdad?. El Ahora Yusuf también se deshizo de sus preciados instrumentos, se retiró para dedicarse a causas solidarias como forma de entrega a los demás, aunque creo que su situación económica no fue precisamente de pobreza. Actualmente, solo con los ingresos de derechos de autor, debe ganar un “pastizal”, dicen que sobre un millón y medio de dólares al año, hasta se estrenó en 2011 un Gran Musical de original nombre: “Cat Stevens”.

Con respecto a sus canciones, de tanto escuchar su voz, de timbre nasal y textura tan personal, a veces me canso y pongo en práctica una de mis aficiones preferidas: buscar “covers” es un placer infinito volver a disfrutar de tan bellas y sentimentales melodías, como si escuchases algo nuevo sin perder la genialidad creativa del autor, es una forma de eternizarlas. Aquí os dejo estas fantásticas versiones de “Will World”.

En definitiva condenados a invisibles amigos de Luceral, él se querrá llamar Steven, Cat, Yusuf o desde 1999 Abu Muhammead (que significa: el padre de Muhammead, nombre de uno de sus hijos) pero el que ha vuelto es el Hippi, quizá por añoranza de su juventud, quizá para ayudar a entender el Islam como él lo entiende o quizá por dinero, que estoy seguro dedicara a alguna buena causa porque este Hippi Místico sigue siendo un Hombre Bueno que ha vuelto en malos tiempos para la Lírica.

cat_stevens_luceral

Salud, suerte y tiempo para escuchar música.

¡NOTICIA! ¡NOTICIAAA!!! Yusuf Islam ha decidido suspender su concierto del 4 de Diciembre en New York al enterarse del elevado precio que han alcanzado las entradas en la reventa.

¡Buuuf! Ya empezamos.

El Conde Nao

Mujeres-Hombres sin viceversa

Quien a grandes mujeres se “arrima” buenas sombras le cobijan; así podría rezar el refranero. Y  yo completaría: “Mientras no haya tormenta”, porque te arriesgas a ser fulminado por el rayo icinerante del desamor. Ellos lo entendieron y aplicaron, buscando cobijo artístico en ellas.

The_Legendary_Tigerman_luceral_elcondenao

Janette, Leonor Waitling, Rebeca Jiménez, Ángela Molina, Laura Gómez Palma, Vilma, María Rodes, Alondra Bentley, Amparo Valle y Anni B. Seet, son a Coque Maya, como: Asia Argento, María de Medeiros, Peaches, Becky Lee, Rita Redshoes, Casi Sodré Cabaret, Lisa Kekaula, Claudia Efe, Phoebe Killdeer, Cibelle y  Mafalda Nascimento, lo son a “The Legendary Tigerman” (Paulo Furtado), quien en 2009 movilizó a sus mujeres ideales para dar forma a una colección de 15 temas que en un alarde de originalidad llamo “Femina”, formula adoptada, cuatro años después por nuestro incombustible y sentimental Coque Maya que con otro espectacular grupo de féminas gravó 9 temas maravillosos, versionándose a si mismo y bajo el título de “Mujeres”. Evidentemente no se trata de una competición entre los dos, ¡el primero, es el mejor!, seguro que son casualidades fuera del tiempo ¿no? porque si así fuese, el primero fue el tigre. Y por nombre no digamos ¿Dónde va alguien con nombre de abeja, a competir con todo un “tigerman”?

En fin invisibles amigos de Luceral, sirva lo dicho como excusa para traer aquí este trabajo: “Femina” donde acompañado de ellas el hombre tigre se ha convertido en gatito susurrante con efluvios blues que en la textura de su voz, recuerda al mismísimo Lou Red. Y destacar el corte: “Estas botas son para caminar” acompañando a la carismática María de Medeiros, y quemado por un conocido anuncio de televisión ¡me encanta!. Espero también os mueva a conocer la discografía de este exrocabilly, ahora bluesman y hombre orquesta (percusión, guitarra y armónica) que además de legendario es un tigre nacido en Mozambique y da zarpazos como su trabajo llamado “jodida navidad” (2009). ¡Ah! y los que ven lo portugués con paternalismo, que se lo hagan mirar.

Discografia: “Naked Blue”(2002), “Fuck Christmas, I got the Blues”(2003), “In cold blood”(2004), “Masquerade”(2006), “Femina”(2009) y “True”(2014).

Salud, suerte y tiempo para escuchar música condenados amigos invisibles de Luceral.

El Conde Nao.

 

 

.

Obsolescencia Programada

Sí, se comportaron como genuinos dispositivos tecnológicos. Entorno a una señal: ¡beeeeep!, en los 27 años de vida, por algún espiritual conjuro (drogas, exclusión, tristeza, mal de la fama,…), su condenada existencia le es arrebatada y por derecho ingresan en la “Hermandad de la Obsolescencia Programada”Brian Jones (Rolling Stones) (1969.RIP), Jimi Hendrix (1970.RIP), Jim Morrison (1971.RIP), Kurt Cobain (1994.RIP), Amy Winehouse (2011.RIP),…, todos ellos ya fueron admirados durante su existencia y más después, en su vida espectral.

drake_elcondenao_bloggermoda

Pero por ironía del condenado fin, en el sentido absoluto de la palabra, otros se quedaron a las puertas y en el último peldaño, como “The king of Soul” Otis Redding (26 años. RIP) y seguro que fumando le dijo al recien llegado Nick Drake (26 años.RIP): “Yo viajaba en un avión”, Nick le contesto: “Yo también volaba”, sin ni siquiera girar la cabeza, sin apartar la mirada de un punto fijo, donde habitan los poemas y pinturas de William Blake, junto al misticismo de William Butler y la metafísica de Henri Vaughan, a los que admiro sin límite durante su época de estudiante de literatura Inglesa en Cambride. Otis le pregunto: ¿ Y tú quien eres?, recibiendo, a duras penas, como respuesta,: “Nadie”. Sí, sí, condenado momento, en el que alguien tan influyente para la música, como máxima expresión de su nula autoestima, decide convertirse en espectro y que ni siquiera su desaparición envuelta en carismática personalidad y trágico final, consiguiese en su época convertirle en “Angel Caido”.

En fin, queridos y condenados invisibles amigos de Luceral, si quereis saber sobre la vida del resucitado para la música Nick Drake, ahí teneis la “Wikitocho” que seguro que no os defrauda. Y de su música, que deciros, buscar su “Set Box”: “Fruit tree” de Island Record, relanzamiento de sus tres albunes: “Five leaves left” (1968), “Bryter layter” (1970), “Pink moon” (1972). Artistas tan reconocidos como: Blur, Elliot Smith, Rober Smith, Peter Buck, Badly Drawboy, Kate Bush, Paul Weller, Elton John, Ton Verlain, Jackson Browne, Will Oldham, The black crowes, John Martyn, Lucinda Willians, Norah Jones y hasta los granadinos “los Planetas” o bien han grabado “covers” de Nick o como el caso de Rober Smith que ademas declaro el origen del nombre de su grupo The Cure, fue tomado de la frase: “a troubled cure for a troubled mind” del corte titulado “Time has told me” en el primer álbum de Nick.

En definitiva, todos sucumbieron ante la genialidad de aquel joven que con afinaciones abiertas y una técnica inmaculadamente limpia, tocaba la guitarra, interpretando música amable, melancólica, triste y elegante, de atmosfera oscura, pero no depresiva, evidentemente estaba poseído por una especial sensibilidad que no correspondía con su condenada época. Aquel chico espiritual, artista de aspecto desgarbado, distinguido aunque su ropa estuviese arrugada, de limpia, triste y profunda mirada, sigue espectralmente entre nosotros y es referencia de grupos tan actuales como Fleet Foxes, Belle & Sebastian, Embrace y un largo etc.

Larga vida musical a Nick Drake.RIP

El Conde Nao

 

 

.

1º PARADA: Weekend Beach Festival

weekendbeach_festival_verano_2014

Los hay que no consiguen escapar de las garras abrasadoras del asfalto en las grandes ciudades, para ellos va el post de música que nos trae nuestra querida Berta Gómez. Es cierto que la envidia nos come las entrañas pero desde BloggerModa sólo tenemos palabras de agradecimiento por habernos trasladado las sensaciones tan profundamente que casi nos hemos sentido allí. Hablamos del Weekend Beach Festival por donde pasaron grupazos como “Love of Lesbian” o “Pendulum”. El año que viene juramos no perdérnoslo ¿verdad?

Leer más >>
Translate »