Finde en Mallorca con Alquilair

¡¡Hola de nuevo amiguis!! ¿Cómo estáis? Espero que genial. Yo me niego a decirle adiós al buen tiempo (aunque con la llegada de la navidad no le hago ningún feo al frío, siempre y cuando sea debajo de la mantita y con una buena peli). Por ello recibí con mucha alegría la noticia de un posible viaje a la preciosa isla de Mallorca de mano de Alquilair, gestor de hoteles y viviendas vacacionales. La verdad es que no lo conocía y en cuanto entré en su web me dio ese buen rollo que me llenó de ganas y energía mucho antes de comenzar esta aventura. Además tuve el placer de vivirlo con mi querida amiga Cuca, os dejo AQUI su blog que es tan maravilloso como ella.

La sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos la localización de nuestra casa durante cuatro días, estaba en pleno centro de Mallorca, lo que nos dejó disfrutar de la viveza de la isla. Además de tres dormitorios con camas dobles y diferentes alturas en cada habitación tenía un baño compartido del rollo Gossip Girl cuando Blair y Serena compartían piso (una que es muy friki y se emociona con todo). El salón era una maravilla, súper amplio y luminoso con una enorme mesa para reunirnos con nuestros amigos. Os diré que entre fotos y paseos no nos resistimos a pasar una noche relajadas viendo películas en Netflix en la pantalla que coronaba el salón.

He vuelto llena de energía, puede que sea por los larguísimos baños después de cada loco día sin parar. En el piso de abajo había una suit con ducha y bañera, muy intima que llamaba a la desconexión y el más placentero descanso.
Por otro lado la cocina disponía de todo lo necesario para pasar estos días y además con una distribución discreta, todo oculto tras puertas a modo de armarios. Lo que más me gustó fue la isleta central con campana flotante, donde no nos dio tiempo a cocinar pero si a hacer alguna que otra foto que podréis ver pronto en mi Instagram.

Os diré que conocimos a personas que nos hicieron la estancia más agradable si era posible, con recomendaciones de restaurantes, localizaciones y discotecas, así Mallorca se convirtió en el refugio perfecto para el estrés de la ciudad. Buena falta nos hacía! Solo hubo un problema, me costó muchísimo volver a mi casa, la rutina y el frío. Igualmente espero ansiosa la próxima visita, porque os aseguro que repetiré y os lo contaré todo nuevamente.

 

Saludos amigos invisibles!!

 

.

1 Commentario

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Translate »